Ticket to my Erasmus

Dos semanas y tres días… Ese es el tiempo que llevo en mi nueva vida, mi nuevo micromundo, mi nuevo hogar. A tres mil kilómetros de distancia, se dice pronto. Afortunadamente, Internet llega hasta aquí y puedo estar en contacto con mis seres queridos, las personas importantes en mi vida que no se olvidan de mi y que yo tampoco olvido. A veces es duro echar de menos a alguien, sobre todo si estás acostumbrad@ a tener a las personas que necesitas a tu alcance. Pero también se aprende de este tipo de experiencias, yo me lo tomo como una gran aventura. Algo que solo voy a poder disfrutar en este preciso instante, algo que acabará tarde o temprano y que recordaré para toda la vida.

Por si algo se intenta escapar de mi memoria, están estos instantes que duran para siempre, para recordar… Fotografías!

Estos son los Puli, una de las cosas típicas que puedes encontrar en aquí. El primer fin de semana, nada más llegar, hubo un festival de la miel en mi nueva ciudad (o pueblecito) y aprovecharon para montar una especie de mercadillo bastante curioso. El pueblo nos dio una buena bienvenida y a parte, hacía mucho sol, ¡cosa que se agradece! Estas especies de mascotas son realmente marionetas con las que los niños pueden jugar, una forma muy original de hacer perritos.

Otra de las cosas típicas que se pueden ver por estas tierras es la cerámica, con una gran tradición. Antes de irme tengo que hacerme con alguna pieza de recuerdo, nunca se sabe cuándo se puede utilizar… bien como decoración, como utensilio, ¿quién sabe?

Cestas y canastas de todos los colores. Un objeto que recuerda a las abuelitas con la compra o bien a Caperucita Roja. Pues aquí no salen a la calle a hacer la compra sin una de estas enganchada en el brazo. Llamó mucho mi atención ver a gente de todas las edades llevando una, les resultará más cómodo. A mi de momento, me parece entrañable.

En la feria encontramos este mapa que refleja, no sé si a la perfección, las tradiciones de cada país. Desde Ikea, pasando por las famosas muñecas rusas y las navajas suizas hasta… ¡Cristiano Ronaldo! Cuanto menos, es gracioso.

Festival de la miel con todas las letras, de todos los sabores y colores…

Estos rulos están deliciosos, los doran con azúcar y después le añaden cacahuetes, coco, vainilla o lo que elijas. Me han dicho que cuando nieva, estos rulitos calientes están aún más ricos… Tendré que comprobarlo!

♫ Keane – This is the last time

Un Comentario

  1. Juan Antonio Rendón Parra

    Después de ésta experiencia ya puedes poner una pluma en tu sombrero, como te hubiera dicho nuestro querido amigo Lawrence Green. Unas fotos muy bonitas. Genial…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: