Pécs’ First Carnival

Llegas de sorpresa a una ciudad, sin ningún alojamiento reservado y al final resulta que te quedas dos días, coincide con una feria del vino y con el primer carnaval que se celebra en esta ciudad. No está nada mal… Sin duda, un fin de semana lleno de aventuras.

Cogimos uno de los primeros trenes de por la mañana y en una hora y media estábamos en Pécs, una de las ciudades más visitadas después de Budapest. No es muy grande y se visita en poco tiempo, pero es alegre y tiene ambiente en sus calles. Si le sumamos los conciertos de orquesta y de un grupo famoso de rap húngaro reconocido en el país, una feria donde encontrar comida y bebida variopinta, un hostal bastante original y gente interesante… ¿qué más se puede pedir?

Se nos hacía tarde y no teníamos dónde pasar la noche y al primer tren de la madrugada de vuelta a casa le faltaban bastantes horas aún. Agotamos todo el tiempo en un bar-pub entrañable donde nos sirvieron algunos que otros mojitos. Bien, teníamos que buscar alguna solución. Así que los primeros lugareños que nos topamos en la calle fueron víctimas de nuestras preguntas: excuse me, do you speak english..? Menos mal que sí, porque nos contaron que al día siguiente se iba a celebrar el carnaval, así que ahora no podíamos marcharnos… Gracias a ellos llegamos a un hospedaje que estaba ocupado, pero donde pusieron fin a nuestros problemas. Llamaron al hostal de un amigo, que vino a recogernos en bicicleta justo donde estábamos. Nos llevó por varios callejones, he de admitir que en esos momentos, en un sitio desconocido y con un absoluto desconocido, piensas de todo. Pero mis compañeros estaban tranquilos y tenía que confiar en que simplemente íbamos a un hostal privado. ¡Y qué hostal! Una casa antigua reformada y decorada con mil cachivaches y cosas recicladas. El encargado y dueño era muy agradable, incluso nos recibió con un vinito típico de Hungría. Supongo que son experiencias de esas que nunca olvidas… Yo no olvidaré a la chica que estaba acampada en el jardín o el arroz con verduras que nos prepararon al día siguiente.

El carnaval fue divertido, sobre todo, la ilusión de la gente disfrazada, la plaza principal a rebosar, las diferentes mesas de DJs que se había repartido estratégicamente por la ciudad, los mini conciertos en el parque… Por la noche nos llevaron al concierto de un grupo bastante conocido por aquí, que cantaban según me contaron rap en forma de poesía. ¡O eso fue lo que yo entendí!

Fueron sin duda dos días bastante entretenidos.

Pecs

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Un poco de cultura húngara…

♫ Punnany Massif – Pécs Aktuál

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: