feira franca

DSC_0737 - copia2

DSC_0739 - copia2

DSC_0744 - copia2

DSC_0743 - copia2

DSC_0763 - copia2

DSC_0761 - copia2

DSC_0770 - copia2

DSC_0785 - copia2

DSC_0777 - copia2

DSC_0911 - copia2

DSC_0966 - copia2

DSC_0958 - copia2

DSC_0919 - copia2El primer fin de semana de septiembre se celebra desde hace mucho tiempo esta feria medieval en Pontevedra, en honor a un mercado que tenía lugar en esta misma ciudad hace cientos de años. Por un día, esta población se disfraza y retrocede en el tiempo. Artesanos y puestos de comida tradicional en las calles, niños y personas de todas las edades vestidos de campesinos, caballeros, damas, mesoneras, arqueros, mercaderes, princesas y un largo etcétera. Una fiesta digna de ver. El casco antiguo está lleno de gente desde por la mañana y hasta la noche no empiezan a vaciarse las calles. Por la tarde se celebra un torneo medieval en el que cinco caballeros representan a diferentes aficiones, cada una con un color y un lugar en las gradas de la plaza de toros. Diversión asegurada.

Si a todo esto le sumamos la hospitalidad, generosidad y simpatía de todo el que acude a esta gran feria, solo puedo añadir que espero volver a la feira franca muchos años más. Así tendré la oportunidad de pensar en otro disfraz. En esta ocasión me apañé con prendas antiguas que tenía en casa y otras de mi armario. La camisa puede tener más años que yo, era de mi madre, pero con los bordados del cuello iba a las mil maravillas. El chaleco de terciopelo lo hizo mi madre cuando yo era pequeña y me disfracé de pastorcilla en el colegio, un milagro que aún me sirva. La falda y las manoletinas, me las pongo muy a menudo, se pueden ver en otras entradas del blog. El delantal y un bolso de tela que también llevaba, me los prestaron. ¡Mil gracias a Rosa, Mario, Julia y Manolo! El último detalle del disfraz, pero no por eso menos importante, eran las flores para el pelo. Fue lo único que compré, en el fondo me encanta disfrazarme con prendas y cosas que tengo en casa o hacérmelo yo misma. Pero a última hora se me antojó incluir un toque romántico a mi disfraz de campesina, así que no lo dudé.

Lady Antebellum – Perfect day

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: